Sobre «Fábrica de salchichon de Vich J. Torra» (1896) de Alexandre de Riquer

681
Adela Laborda

En 1893 el artista, escritor, coleccionista y pionero de las artes gráficas modernistas en Cataluña Alexandre de Riquer (Calaf, 1856 – Palma, 1920) ofrecía en venta una obra maestra que hoy forma parte de la colección de Renacimiento y Barroco del Museu Nacional d’Art de Catalunya, el Martirio de san Bartolomé (1644) de José de Ribera, «lo Spagnoletto» (Játiva, 1591 – Nápoles, 1662).

Josep de Ribera, Martiri de sant Bartomeu, 1644, Museu Nacional d’Art de  Catalunya
José de Ribera, Martirio de san Bartolomé, 1644

La pintura está basada en la Leyenda áurea de Jacobo de Varazze y representa el momento en que el apóstol san Bartolomé está recibiendo el castigo terrible de ser desollado en vida por haber predicado el cristianismo. Mientras un verdugo aún no ha terminado de atarle, el otro ya ha empezado a quitarle la piel con delectación. Se ve en la expresión risueña de su rostro, que contrasta con la mirada del santo que se dirige al espectador, quizás pidiendo compasión.

Discípulo de Ribera y conocido sobretodo por los paisajes de corte prerromántico  que realizó a lo largo de su trayectoria, Salvator Rosa (Nápoles, 1615 – Roma, 1673), pintó otro magnífico Martirio de San Bartolomé que hoy se conserva en la Graf Harrach’sche Familiensammlung (Schloss Rohrau). No hay duda de que esta obra, atribuida antiguamente a «Lo Spagnoletto», fue el principal referente que Alexandre de Riquer usó en 1896 a la hora de componer el cartel Fábrica de salchichón de Vich J. Torra (colección particular).

  • Salvator Rosa, Martirio de san Bartolomé, probablemente anterior a 1640, Graf Harrasch’sche Familiensammlung, Schlossmuseum, Rohrau
  • Alexandre de Riquer, Fábrica de Salchichon de Vich J. Torra, 1896, Museu Nacional d’Art de Catalunya

En «Sobre els cartells d’Alexandre de Riquer i les seves fonts» (Sobre los carteles de Alexandre de Riquer y sus fuentes) (1995), Rafael Cornudella demostró la filiación de otros dos carteles ejecutados por Riquer en 1896. Así, 3era Exposición de Bellas Artes é Industrias Artísticas (Museu Nacional) que se considera el primer cartel modernista catalán, remite a un relieve del escultor prerrafaelita George Frampton reproducido en el número de octubre de 1893 de The Studio, publicación a la que el artista estaba suscrito. Por su parte, la joven art nouveau que centra A. y E. F. Napoleón fotógrafos (colección particular) bebe de dos exlibris de H. Isabel Adams reproducidos en la recopilación de Norna Labouchere, Ladies’ book-plates  (Londres, 1895), del que Riquer tenía un ejemplar.

Alexandre de Riquer, 3era Exposición de Bellas Artes é Industrias Artísticas, 1896, Museu Nacional d’Art de Catalunya
Alexandre de Riquer, 3era Exposición de Bellas Artes é Industrias Artísticas, 1896

En el caso de Fábrica de salchichon de Vich J. Torra, Alexandre de Riquer abandona los modelos prerrafaelitas británicos tardíos que adoptaría a raíz de su primer viaje a Londres en 1894 para inspirarse, creemos, no solo en una estampa de reproducción de la obra de Salvator Rosa -estampa que aún no hemos podido identificar-, sino en un aguafuerte bastante difundido del Martirio de san Bartolomé firmado por el propio «Jusepe de Riuera spañol» y que lleva la inscripción «Dedico mis obras y esta estampa al SereniSmo Principe Philibert mí Señor / en Napoles año 1.624». Lo delata la posición de la cabeza, el torso y los brazos del matador que está atando al cerdito extendido boca arriba sobre una mesa -posición extraída de la obra de Rosa- y el motivo del cuchillo sanguinolento que sostiene con la boca – préstamo de Ribera.

Josep de Ribera, Martiri de sant Bartomeu, 1624. British Museum
José de Ribera, Martirio de san Bartolomé, 1624, British Museum

Teniendo en cuenta que la obra de Salvator Rosa había sido atribuida a Ribera -atribución que Riquer quizás debería conocer-, Fábrica de salchichon de Vich J. Torra se puede interpretar como un homenaje que el artista catalán quiso rendir a Ribera, de quien poseía el cuadro del Martirio de san Bartolomé desde el año 1893, como muy tarde.

Al mismo tiempo, Fábrica de salchichon proporciona seguramente el cartel más realista de todos los que Riquer realizó. Exhibido en la III Exposició de belles artes y indústrias artísticas de 1896, el historiador y crítico Salvador Sanpere i Miquel, poco afecto al modernismo, lo calificó de «magnífico» y se refirió a él como sigue:

«Uno de esos degenerados [cartellistes] de seguro hubiera encontrado ocasion de ofrecernos […] alguna porquería, aunque no fuera mas que una de aquellas desdichadas concurrentes al Clou ó al Moulin Rouge de Paris, en donde van á inspirarse los modernistas, […] pero el señor de Riquer nos ha presentado un matarife en el acto del sacrificio, y como dicho señor no es un degenerado […] se ha abstenido, como manda el arte clásico que resplandece en toda su magnífica composición, de todo detalle repugnante. En fin, un premio de honor en punto á carteles […] nosotros, si hay que pasar la frontera, si no vamos á Grecia nos quedamos en Italia.» (El Diluvio, 3/6/1896, p. 10). 

Si bien 3era Exposición de Bellas Artes é Industrias Artísticas es una obra de formato apaisado –Riquer desestimó las medidas estipuladas en las bases del concurso-, Fábrica de salchichon J. Torra i A. y E. F. Napoleón fotógrafos comparten una misma disposición vertical y la presencia de un recuadro central donde se sitúan las figuras,que están rodeadas por un marco de ornamentación.

En la parte inferior del marco de la Fábrica de salchichon se aprecia la marca de la casa que Joan Torra Palou fundó después de separarse de la firma comercial Torra y San y del sucesor de esta, Francesc Robert Yarzábal. En efecto, en 1883 Torra y San inauguraron en Barcelona una tienda situada en los porches del actual Palau Moja, hoy desaparecida, que mereció los elogios de la prensa tanto por los embutidos selectos que se despachaban -elaborados en Vic- como por su decoración interior, cuya dirección se confió a Montaner. Posteriormente, cuando Torra se instaló por su cuenta, encargó a Enric Sagnier -asistido por el maestro de obras Josep Ylla Cortinas- la construcción de una nueva fábrica de embutidos en Vic. Se trata de un destacado edificio industrial modernista, fechado entre 1896 y 1897, que es la actual sede del Centro de artes visuales de la ciudad y aún conserva figuras de cerditos en las ventanas de la fachada.

Marca registrada de la fàbrica Joan Torra, Almanaque Bailly-Baillere ó sea Pequeña enciclopedia popular de la vida práctica, Madrid, 1896
Marca registrada de la fábrica Joan Torra, Almanaque Bailly-Baillere ó sea Pequeña enciclopedia popular de la vida práctica, Madrid, 1896

Joan Torra debió quedar complacido con el cartel de Riquer, ya que, además de incluir reproducciones en el Anuario-Riera a partir de 1898, en 1899 confió al artista otra obra, Fabrica de salchichon de Vich Juan Torra (Museu Nacional) que a finales de año se exponía en la sala Parés.

Anunci de la fàbrica Joan Torra, Anuario-Riera. Guia general de Cataluña, Barcelona, 1899
Anunci de la fàbrica Joan Torra, Anuario-Riera. Guia general de Cataluña, Barcelona, 1899

El crítico de La Publicidad observó que «Un rayo de luna hace resaltar delicadamente el perfil de una campesina apacentando una piara de cerdos [obra] de efecto magistral [que] honra la fama de su autor. [El cartel] rivaliza con el anterior y será de seguro adquirido por todos los aficionados a esta clase de trabajos artísticos» (10/12/1899, p. 2). Como indicó Cornudella, la composición deriva de The Century. Midsummer holiday number. August (1897), cartel publicitario efectuado por el reconocido artista norteamericano Maxfield Parrish. Procedente de la colección Riquer, se conserva en el Museu Nacional de la misma manera que los libros, revistas, grabados, exlibris y carteles que pertenecieron a su espléndida biblioteca y se adquirieron a los herederos del artista el año 1921.

Enlaces relacionados

Alexandre de Riquer. Obra gráfica

Cornudella i Carré, R., «Sobre els cartells d’Alexandre de Riquer i les seves fonts»

Milicua, J., «José Ribera, el Españoleto, Martirio de san Bartolomé», Caravaggio y la pintura realista europea 

Adela Laborda
Gabinet de Dibuixos i Gravats

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.