La obstinación de una millonaria por la «Virgen de Sallent de Sanaüja»

713
Mireia Berenguer

plandiura

La escultura gótica Virgen de Sallent de Sanaüja, que actualmente forma parte de la colección del Museu Nacional, tiene detrás una historia curiosa

Lluís Plandiura i Pou (1882-1956), uno de los mayores coleccionistas de arte catalán, reunió a lo largo de su vida miles de objetos artísticos de todas las épocas hasta conseguir formar un auténtico museo en su casa; un edificio de tres plantas, situado en el barrio barcelonés de la Ribera justo enfrente del mercado del Borne. Este museo repleto de obras de arte, tuvo que cerrar las puertas en el año 1932 cuando, para resolver problemas económicos que habían afectado a su negocio de coloniales, Plandiura vendió la colección a la Junta de Museos

lluis_plandiura_i_pou_1903

Lluís Plandiura i Pou a la revista Catalunya artística (1903)

En todo caso, y contrariamente al canon que siguen muchos coleccionistas de arte, celosos de su intimidad, mientras el museo permaneció abierto, Plandiura quiso hacer de su colección privada un museo público. Es por eso que le complacía abrir las puertas de su casa e invitar a cualquiera que se sintiera atraído para gozar de los placeres que ofrece el arte durante un buen rato, pero abrir también, abrir las puertas a aquellos que acudían allí por intereses profesionales. Muchos personajes ilustres visitaron sus colecciones y sobre algunos de ellos existen anécdotas que contar. Pero hoy contaremos solamente una.

Un día una millonaria norteamericana, cuyo nombre no conocemos con certeza, visitó la colección del industrial acompañada por Francesc Cambó, que en aquellos momentos ocupaba el cargo de ministro de finanzas. Al pasar por la sala donde Plandiura exponía las tallas góticas, se quedó embelesada frente a una Virgen con el Niño, del siglo XIV. Se trataba justamente de la Virgen, procedente, según la tradición, de Sallent de Sanaüja (Barcelona).

Sala dónde Plandiura tenia expuesta la Virgen de Sallent, el año 1926. Fotos: Arxiu Fotogràfic de Barcelona

Se trata de una talla en alabastro con restos de policromía y dorado con pan de oro, que actualmente se halla expuesta en la sala 20 de la colección de arte gótico.  Esta representación de la Virgen con el Niño en brazos es una de las obras escultóricas marianas más exitosas de la Baja Edad Media en la colección, por su belleza y calidad artística, a las que se suma la elegancia. Es una talla similar  a otra Virgen, la de Boixadors, que se conserva en el Museu Episcopal de Vic, de características estilísticas muy parecidas.

mare-de-deu-de-sallent

Virgen de Sallent. Museu Nacional d’Art de Catalunya

La pieza a la que se refiere la anécdota que contamos había sido adquirida por el coleccionista barcelonés en el mes de julio del año 1921, a través de uno de sus agentes, Ignacio Pollak, un anticuario austríaco con quien Plandiura estableció relaciones comerciales.

Técnicos procediendo a inventariar los objetos de la sala del coleccionista Plandiura. Foto: Arxiu Fotogràfic de Barcelona

La escultura en cuestión gustó tanto a la señora que no se lo pensó dos veces; sacó una chequera y escribió: cien-mil dólares. El coleccionista respondió que él no vendía. La visitante salió de aquella sala y se paseó por otras, y de repente, volvió a sacar la chequera y anotó: ciento veinticinco mil dólares. Negativa terminante del coleccionista y desvío gentil de la conversación. La millonaria llegó a pujar hasta los ciento cincuenta mil dólares por la pieza, pensando que Plandiura ahora sí que se desprendería de ella al ver aquella jugosa cifra. Sin embargo, el coleccionista catalán, volvió a rechazar la oferta y la adinerada amateur le extendió un cheque en blanco: Plandiura, una vez más, volvió a declinar. A lo que no se pudo negar, entonces, fue a dejarle contemplar la virgen por última vez; un ruego desesperado de la riquísima norteamericana, esta vez, ya conformada.

¡Comentan que estuvo allí una hora entera!

Enlaces relacionados:

L’obra d’un home sol”. La Col·lecció Plandiura. Mirador, 1932, p. 7.

“El Museu d’Art de Catalunya és obert”. La Rambla, 1934, p. 12

“L’escultura medieval en la col·lecció Plandiura”, Butlletí dels Museus d’Art de Barcelona, 1933.

Otras vírgenes de la colección del museo:

Museu Nacional d’Art de Catalunya. Virgen. Hacia 1330-1340. Anónimo. Cataluña.

Museu Nacional d’Art de Catalunya. Virgen. Primera mitad del siglo XIV. Anónimo. Francia, París

Mireia Berenguer
Secretaria de Col·leccions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.