La seguridad en el museo

970
Joan Josep Pintado

En el museo conviven diferentes y variadas profesiones. Los oficios que primero se nos vienen a la cabeza son los que están en contacto con las obras de arte y las exposiciones: restauración, conservación, comisariado, registro, educación… Pero hay toda otra serie de profesionales sin los que el museo no funcionaría: personal de administración, de mantenimiento, de comunicación, informáticos… Y la seguridad forma parte de este segundo grupo. Una profesión poco conocida, y a menudo poco valorada, pero capital para el correcto funcionamiento de la institución.

Sistema de captació d’imatges del Museu a través de càmeres digitals i connexió IP
Sistema de captació d’imatges del Museu a través de càmeres digitals i connexió IP. Foto: Marta Mérida

Como responsable de la seguridad del museo te explicaré a continuación en qué consiste el trabajo de las personas que trabajan en este departamento.

La seguridad en un sentido amplio: personas, obras de arte, edificio e información

El Departamento de Seguridad del museo, que nace sobre la base de la actual Ley 5/2014, de Seguridad Privada, tiene más de veinte años. Durante todo este tiempo ha desarrollado unas funciones estratégicas para la protección de las personas, el valor, el edificio y la información. Siempre ha priorizado, en primer lugar, a las personas, a los trabajadores y trabajadoras del museo y a los visitantes y las visitantes, ya que son el motor de la vida del museo. En segundo lugar, el fondo patrimonial y artístico, indispensable puesto que es la razón de su existencia.

Joan Josep Pintado, Cap de Seguretat del Museu Nacional
Joan Josep Pintado, jefe de Seguretat del Museu Nacional. Foto: Marta Mérida

Es responsabilidad de este departamento la seguridad del museo en el ámbito de la protección de las personas, los bienes y la  información, teniendo siempre en cuenta las necesidades de las diferentes áreas del museo.

Este departamento también realiza el seguimiento y coordinación de los equipos de vigilancia y de las medidas de seguridad y salud laboral, tanto en el ámbito interno como en el de las empresas externas que trabajan o realizan actos dentro del museo, y es responsable de la actualización e implementación del Plan de autoprotección del museo, en aplicación del Decreto 30/2015, de 3 de marzo. El departamento mantiene una constante relación y colaboración con las fuerzas y cuerpos de seguridad pública (Mossos d’Esquadra, CNP, Guardia Civil, policías locales, etc.).

Centro de Control de Seguridad. Fotos: Marta Mérida

Estas serían a grandes rasgos las funciones del Departamento de Seguridad, teniendo presente que la institución está viva y es creativa, y que este departamento tiene que adaptarse a los requerimientos de la sociedad como, por ejemplo, la conectividad y accesibilidad no solo física, sino a través de las redes informáticas.

El modelo de seguridad del Museu Nacional

Nuestro modelo de seguridad integral se basa en dos grandes pilares básicos: el tecnológico y el humano.

Por una parte, el museo dispone de un sistema de intrusión, circuito cerrado de televisión (CCTV), control de accesos y un sistema de detección y extinción de incendios. Todo ello se centraliza en la sala de control de videovigilancia, a través de un software de gestión en que se reciben las señales de alarma que se transmiten a los equipos de vigilancia humana (vigilantes de seguridad privada y personal de atención al público o controladores de salas). Por otra parte, son fundamentales para la seguridad del museo los vigilantes y las vigilantes de seguridad que trabajan en él, puesto que un sistema tecnológico sofisticado no tiene sentido si no cuenta con una respuesta suficiente de vigilancia humana.

En el caso del museo, se han implantado unos criterios según los cuales se optimizan los recursos necesarios para dotarlo de seguridad humana y seguridad electrónica pasiva y activa, consiguiendo así equilibrar prevención y protección.

El Pla d’Autoprotecció del museu arriba a tot l’edifici com pot ser les galeries subterrànies
El Plan de Autoprotección del museo llega a todo el edificio como a las galerías subterráneas. Foto: Marta Mérida

El Plan de Autoprotección

El museo tiene implantado un modelo de seguridad basado en la participación de todo el personal que trabaja en el mismo. En relación con el Plan de autoprotección (PAU), todo el personal laboral interno y externo está formado de tal manera que, en el momento de producirse una emergencia, todo el mundo sepa qué debe hacer y, sobre todo, cuál ha de ser su grado de participación y responsabilidad. Hay establecidas distintas responsabilidades en cada una de las áreas espaciales del museo: equipos de primera intervención (EPI) y equipos de segunda intervención (ESI).

Vestíbul principal del Museu amb visitants un dia normal
Vestíbulo principal del Museu Nacionalcon visitantes un día normal. Foto: Marta Mérida

Por lo que respecta a la estrategia de seguridad, todo el personal es consciente de que la prioridad son las personas, por lo que la seguridad va encaminada a dotar de herramientas de formación a toda persona que ejerce su jornada laboral en la institución.

Espai de la Sala Oval del museu on s'hi celebren events
Sala Oval del museo donde se celebran eventos. Foto: Marta Mérida

Ante cualquier emergencia, el personal de vigilancia humana es el encargado de conducir al visitante hacia las vías de evacuación y mantener el plan de emergencia y evacuación establecido.

El departamento organiza simulacros de emergencia y evacuación generales y parciales periódicamente a lo largo del año para que todas las personas que trabajan en el museo tengan claras sus funciones en este tipo de situaciones.

El sistema de CCTV posibilita la detección de alarmas en las obras de arte y, por supuesto, también cuenta con grabaciones. El museo dispone asimismo de sistemas personalizados de protección a las obras. Es básica la comunicación, vía radiofrecuencia, de todo el personal de vigilancia y controladores de salas, que están en contacto permanentemente.

La protección de les obras en movimiento

El museo tiene establecidos procedimientos para el control del movimiento de obras de arte en el interior del edificio y para su traslado a otros museos o instituciones. Toda institución dispone de un protocolo de movimiento de obras. La seguridad en este apartado tiene un papel muy importante e incluso me atrevería a decir de gran responsabilidad, dado que su intervención puede determinar que los movimientos se realicen con éxito por lo que respecta al control y custodia de las obras y su ubicación final registrada.

Moviments interns d’obres d’art amb el acompanyament de seguretat
Movimientos internos de obras de arte con el acompañamiento de seguridad. Foto: Marta Mérida

Explicaré una anécdota que muchos compañeros del museo recordarán y que en su momento tuvo cierto eco mediático:

Es un domingo por la mañana y me encuentro en mi segunda residencia cuando recibo una llamada de quien entonces era administrador del museo. Me comenta que un alto cargo de la Generalitat de Catalunya ha contactado telefónicamente con él para ver si le puede confirmar si en el museo se encuentran unas obras pertenecientes al fondo del tesoro de la Generalitat, dado que una persona ha denunciado en un conocido rotativo que dichas obras han desaparecido. La noticia ocupa dos páginas en este periódico.

El administrador me pide, puesto que es urgente tener una respuesta, si por casualidad habría manera de averiguar los movimientos de estas piezas a través de los libros de registro. A los cinco minutos, una vez consultado el libro de registro, podemos contestar que las obras están distribuidas entre el Departamento de Restauración de museo y la cámara acorazada del mismo.

Esta información, que fue rápidamente transmitida, sirvió para desmentir la noticia que tan alegremente había difundido el rotativo.

Registre d’entrades i sortides d’obres d’art en moviment
Registro de entradas y salidas de obras de arte en movimiento. Foto: Marta Mérida

Aquel domingo era urgente encontrar la manera más rápida de desmentir la noticia a través de los medios de comunicación. Con esto quiero poner de relieve la importancia del control de movimientos internos y entradas y salidas de las obras de arte. Hace falta subrayar que el Departamento de Documentación y Registro de Obras de Arte es quién se encarga de registrar la ubicación de las obras.

La seguridad de las obras de arte cuando salen del museo

En cuanto a la protección de las obras cuando salen del museo, además de la autorización de la Dirección, deben tenerse presentes varios factores, entre ellos las condiciones de los lugares donde van a estar expuestas, incluidas consignas ambientales y de seguridad.

Transporte de obras de arte por vehículos especiales
Transporte de obras de arte por vehículos especiales. Foto: Marta Mérida

Con referencia a las condiciones de seguridad, el museo exige los mínimos que establece el Decreto 35/1992, sobre medidas necesarias en el ámbito de la seguridad para que los espacios se registren como museos.

Durante el traslado de las obras, en algunos casos se solicita escolta de los cuerpos policiales.

En definitiva, la seguridad es una profesión de las menos conocidas en un museo, que alcanza tanto a la prevención de riesgos como a la protección de las personas, las obras y el edificio y el control del buen funcionamiento de toda la infraestructura del museo.

Joan Josep Pintado
Seguretat

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.