Algunos de los archivos de arte del Museu Nacional d’Art de Catalunya, en el Neumotórax

266

Reme Barbero

Neumotórax. Una perforación en el archivo-pulmón del Museu Nacional es una propuesta de reflexión del artista y educador Jordi Ferreiro. Nace de su incursión en dos de los archivos de arte del museo: el del Museu d’Art de Catalunya (MAC) y el del Museu d’Art Modern (MAM). Estos archivos de dos de las instituciones antecesoras del actual museo nos ayudan a entender los orígenes y la historia de las colecciones del Museu Nacional. La intervención artística se puede visitar en el Espacio educArt, un espacio de diálogo entre la creación contemporánea y el museo. El artista utiliza la metáfora del neumotórax para contar su investigación/perforación en el depósito pulmón del archivo, donde se guarda la documentación pendiente de tratamiento. A partir de la instalación se plantean una serie de «fugas», como visitas, acciones, recorridos y una muestra de documentos en las vitrinas de la Biblioteca.

Los archivos del MAC y del MAM: un poco de historia

Cuando acabó la Exposición Internacional de 1929, el Ayuntamiento de Barcelona cedió a la Junta de Museos algunos edificios que se habían construido adrede para la Exposición. Las colecciones de arte catalán del Museo de Arte y Arqueología y los fondos de arte de los siglos XIX y XX del Museo de Bellas Artes se trasladaron al Palacio Nacional, donde también se depositó parte del fondo del Museo Provincial de Antigüedades.

Fachada del MAC, 1929

La proximidad del Palacio Nacional a objetivos militares estratégicos durante la Guerra Civil obligó a trasladar las obras de arte a Olot. Finalizada la Guerra, las obras retornaron a Barcelona. Las colecciones desde el Románico hasta el siglo XVIII volvieron al Palacio Nacional, y las colecciones de pintura y escultura de los siglos XIX y XX se instalaron en el Palacio de la Ciudadela, donde en 1945 se inauguró el nuevo Museo de Arte Moderno.

En 1990, el Parlamento de Cataluña aprobó la Ley de Museos por la que se creó el Museu Nacional d’Art de Catalunya. Reunía en una misma sede, el Palacio Nacional, las colecciones del Museo de Arte de Cataluña, el Museo de Arte Moderno, el Gabinete Numismático de Cataluña, el Gabinete de Dibujos y Grabados (creado en 1989) y la Biblioteca General de Historia del Arte. El 16 de diciembre de 2004 se inauguró el Museu Nacional d’Art de Catalunya con todas sus secciones abiertas.

El Archivo del Museo, creado en 1995, inició un proyecto de gestión documental, cuyo objetivo era recuperar y hacer accesible toda la información disponible de las colecciones y las actividades del museo.

La documentación del MAM y del MAC llegó al Archivo de manera parcial y dispersa, sin referencias normalizadas. Los expedientes generados no eran el resultado de la tramitación de ninguna actividad; era dossiers informativos que recogían todo tipo de información: documentos originales, recortes de prensa, fotografías, copias… Incluso, seguían criterios de clasificación dispares.

Cuando el Archivo del Museo se hizo cargo de esta documentación, le aplicó criterios técnicos y creó las herramientas oportunas para asegurar la conservación de estos fondos documentales y facilitar su consulta a los investigadores, tanto internos como externos.

La organización de los documentos

De entrada, en estos dos archivos se aplica el actual cuadro de clasificación del museo, que agrupa y codifica todas las actividades de forma jerárquica. El cuadro de clasificación consta de once entradas, que corresponden a las funciones del museo.

Relevancia de los fondos en la historia cultural y artística del país

Adentrarse en los fondos de estos archivos es conocer los proyectos y las vivencias de las instituciones antecesoras al Museu Nacional d’Art de Catalunya y de sus colecciones. Repasemos ahora que podemos encontrar en ellos.

El archivo de arte del MAC

El fondo del MAC agrupa documentación desde 1955 hasta 1991, mayoritariamente documentos textuales en soporte papel.

  • Los expedientes de exposiciones: El arte románico, de 1961, en el archivo

Hay expedientes de exposición. Destaca el de la organización de la exposición El arte románico, que se realizó simultáneamente en Barcelona y Santiago de Compostela en el año 1961. Dio a conocer internacionalmente la riqueza y la diversidad del arte románico catalán. Organizada por el Estado Espanyol y bajo los auspicios del Consejo de Europa, reunía obras de toda Europa y de los museos americanos. Ocupaba 31 salas del Museu d’Art de Catalunya, distribuidas en dos plantas y permitía conocer la colección del museo. Capítulo aparte merecían las pinturas murales del románico catalán, italiano y francés, y manuscritos y obras de arte del resto de Europa.

Según la prensa de la época fue el evento cultural más importante del año y recibió más de 100.000 visitantes durante los dos meses que estuvo abierta al público.

El expediente contiene la gestión económica, administrativa y de personal de la exposición. También podemos encontrar documentación de las reuniones preparatorias, montaje de las salas, correspondencia o transporte de las obras. La parte más numerosa corresponde a las fichas de las obras que participaron en la muestra.

El Arte Románico (Álbum 54 Crónica Gráfica)
  • Documentos de acción cultural y educativa: «Picasso en la escuela», una experiencia educativa pionera

Una parte importante del fondo lo ocupa la documentación relativa a la acción cultural y educativa. Hay desde programas educativos, hasta material didáctico, informes, estadísticas o encuestas a visitantes. Se recogen también experiencias educativas, como la de «Picasso en la escuela «. El Ayuntamiento de Barcelona, entre las actividades conmemorativas de la celebración del nacimiento de Pablo Picasso en 1981, organizó una exposición que se presentó en diferentes centros escolares, junto a material complementario.

Y toda esta documentación ha sido la base del trabajo artístico de J. Ferreiro a Neumotórax: proyectos educativos que se llevaron a cabo en los diferentes museos de la ciudad, como el Museo de Geología, el Museo Picasso, el Museo de la Cerámica, el Museo de Zoología y el Museo de Artes Decorativas.

  • Documentos de gestión del patrimonio museístico: el expediente de la Colección Bertrand o el de Barcelona restaura, dos ejemplos paradigmáticos

Otra función del MAC que se refleja en la documentación es la gestión del patrimonio museístico: préstamos para exposiciones, ingresos de obras de arte, adquisiciones, depósitos, donaciones, legados, ofrecimientos…. El expediente de la instalación de la Colección Bertrand, por ejemplo, nos muestra los planos, los presupuestos y la distribución de las piezas en las salas del museo.

El archivo de arte también cuenta con un número importante de expedientes de intervención en el patrimonio, obras de fuera del museo que interviene el entonces Servicio de Restauración. Este es el caso de las obras que ingresan en el taller de restauración con motivo de la exposición Barcelona Restaura, organizada por el Ayuntamiento de Barcelona y que tuvo lugar en el Salón del Tinell en 1980. Mostraba obras de arte de los siglos II al XX de los Museos Municipales de Arte, restauradas por el Servicio de Restauración.

Exposición «Barcelona restaura», álbum 71

El archivo de arte del MAM

La documentación del Museo de Arte Moderno, que abarca de 1945 a 1990, también se compone principalmente de documentación textual, e incluye recortes de prensa, folletos y fotografías, que documentan los expedientes.

A través de la documentación, podemos profundizar en el estudio y la trayectoria de instituciones hoy en día desaparecidas y de eventos culturales relevantes. Un ejemplo de ello es toda la documentación que se conserva del desaparecido Museo Clarà , del período de tiempo durante el que dependió del Museo de Arte Moderno, de 1981 a 1990: la gestión de los recursos económicos y del personal, y los problemas de seguridad, falta de vigilancia e incidencias en obras de arte.

También es interesante el expediente de la exposición El Modernismo en España. Esta exposición de 1969 favoreció la revalorización de las artes decorativas modernistas y propició las donaciones y adquisiciones. La muestra, que se inauguró en el Casón del Buen Retiro de Madrid, se celebró en 1970 en el Museo de Arte Moderno, bajo la supervisión de Joan Ainaud, entonces director general de los museos de arte de Barcelona (1948 -1985), y Joan Barbeta, director técnico del MAM desde 1967.

Con motivo del centenario de la muerte de Mariano Fortuny, en 1974, el Museo de Arte Moderno acogió una exposición conmemorativa. Itineró en Madrid y Reus. En el expediente correspondiente, hay los listados de las obras seleccionadas, documentación del transporte y del montaje, prensa, listados de prestadores y documentación del movimiento de obras.

También hay documentadas las gestiones que culminaron con la donación al Ayuntamiento de Barcelona de un conjunto de esculturas, pintura, dibujos y objetos varios de Julio González, Juan González, Concordio González y Roberta González.

Actividades educativas

Los archivos de arte, los proyectos educativos y Neumotórax

Gracias a la conservación de los fondos de los museos de arte antecesores del Museu Nacional d’Art de Catalunya, Jordi Ferreiro, ha podido recuperar documentación sobre los proyectos educativos que impulsaron los museos de la ciudad de Barcelona y sacarlos a la luz pública, a través del proyecto Neumotórax. Estos documentos nos muestran el papel pionero de Cataluña como motor líder en la renovación pedagógica y el rol de los museos en esta transformación.

Profundizar en estos archivos es conocer los proyectos y las vivencias del museo y sus colecciones, y porque no, es conocer también el papel que los museos de Barcelona ya entonces jugaron en el ámbito de la educación.

Reme Barbero
Tècnica de l'Arxiu del Museu Nacional d'Art de Catalunya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.