Respirar cuadros con Gemma Reguant Fosas

426

Gemma Reguant y Teresa González

Desde hace ya tiempo, se le reconoce al arte la potencialidad de ser beneficioso para el bienestar de las personas y las instituciones culturales como el Museo Nacional desarrollan proyectos en este sentido.

Entre estos, queremos destacar una práctica metodológica que se implementó en plena pandemia de la covid-19 en las residencias de personas mayores. Esta metodología, ideada por Gemma Reguant, profesora de respiración, voz y expresión oral, lleva por nombre Respirar cuadros.

La covid-19 puso en evidencia la necesidad de establecer formas de comunicarnos que garantizaran el bienestar de las personas y que aliviaran la situación de aislamiento físico y emocional. La falta de aire en sentido real y figurado dibujó el paisaje de la enfermedad: lo han sufrido los enfermos de covid, pero también las personas que se han sentido solas o aisladas en su casa, el personal sanitario luchando contra la pandemia, los trabajadores y trabajadoras de las entidades sociales, desbordados y sobrepasados por lo que estaba pasando, y especialmente las personas mayores que viven en residencias.

Por este motivo, para dar algo de aire y conectar de nuevo con la vida, se reanudó la técnica Respirar cuadros. A partir de una selección de obras del museo y acompañadas por Gemma Reguant, se pretendía aportar beneficios de salud a las personas a través de la respiración y la conciencia sensorial y corporal. Esta nueva experiencia se llevó a cabo en las residencias de personas mayores de forma presencial y se experimentó en el museo, frente a la obra de arte, con otros colectivos.

A continuación os ofrecemos cinco cápsulas de vídeo para que lo experimentéis tranquilamente en casa pero, antes, que sea la propia Gemma Reguant quien os explique de dónde viene esta metodología y en qué consiste .

Muchas veces me preguntan: ¿qué es la técnica Respirar cuadros?

Y hay mil respuestas que podría dar, y seguro que después de experimentarlo lo expresarás a tu manera, pero de momento te diría que:

Es una manera de abrir los sentidos para conectar con nuestra sensibilidad interna y disfrutarla.

Es una buena excusa para respirar mejor y eliminar el estrés.

Y es una propuesta para disfrutar más del arte de manera corpórea y consciente.

Se podría resumir diciendo que la técnica Respirar cuadros es una metodología que mezcla la vida del arte con la vida de la respiración.

Tanto la respiración como el arte ofrecen plenitud de vida y mezclarlos nos vitaliza.

¿Quieres saber cómo surgió? Hay una larga historia con mucha investigación práctica por mi parte. Y una parte hermosa de esta larga historia está relacionada con este museo. Por eso es magnífico que sea en el Museu Nacional d’Art de Catalunya donde se hacen los primeros vídeos de esta técnica.

En 1989 empecé a respirar obras de arte con láminas y libros de aquellos que pesan tanto y que llevaba a las clases de conciencia sensorial o de voz y expresión oral. Trabajaba sobre todo con estudiantes de teatro, también con algunos periodistas y profesionales que querían dirigir teatro o escribirlo.

Un día en el Museu Nacional me pidieron dar clases de expresión oral para educadoras de la institución y entonces apliqué el método. Por primera vez experimentaríamos ante la obra real y no con láminas. Corría el año 1994 y se podía comprobar cómo los efectos de la respiración, de la ampliación del espacio propio y de todos los beneficios ya encontrados antes se multiplicaban.

Pasado el tiempo y tras experimentarlo en otros contextos, el método ha ido madurando y aquí lo tenemos en formato online: cinco cápsulas para Respirar cuadros desde casa o desde donde sea.

Y nos preguntamos: ¿funcionará en este formato?

Creemos que sí, lo creemos firmemente, y confiamos en no equivocarnos.

Quizás una parte de lo que ocurre en la actividad presencial se perderá, pero ganaremos la posibilidad de llegar a muchas más personas con aportaciones positivas para las que no se desplazarían al museo o no lo harían tan a menudo.

Asimismo, tendrá la ventaja de poder repetir y repetir la experiencia, además de hacer un proceso con el cuadro de modo que quizás pasará a formar parte de la propia historia sensorial.

¿Qué encontraremos en estas cápsulas de Respirar cuadros?

Empezaremos con la presentación de unos pequeños ejercicios para entrar mejor en la respiración y la experiencia.

Cuando ya hayas probado la experiencia de respirar suavemente conmigo, pasaremos a respirar delante del cuadro tranquilamente, siguiendo unas propuestas que te sugeriré.

Ten presente que estoy haciendo el ejercicio contigo y que de algún modo nos comunicamos también corporalmente (que es como llega mejor). Tengo la mente racional descansando un poco; así, respira… respira conmigo, sin esfuerzo, sin esfuerzo, escucha tu respiración y deja que se vaya calmando con las pautas dadas… y si una frase parece medio extraña, es porque estoy respirando contigo y completamente en el cuerpo, algo que me aleja de la lógica racional, y tal vez en algún momento me detengo a media frase o algo parecido. Todo se entiende, creo, no te preocupes.

Después, cuando cierres los ojos te seguiré hablando y a continuación te pediré abrir los ojos y te acompañaré un rato mientras estás delante del cuadro sugiriéndote que experimentes con todos los sentidos. Confía. Es bello lo que te encontrarás cuando abras los ojos y mires respirando. Probablemente, ocurrirán sorpresas agradables.

El Museu Nacional d’Art de Catalunya y yo deseamos firmemente que disfrutes de la experiencia Respirar cuadros.

+ posts

Actriu, professora de veu a l’Institut del Teatre i creadora del mètode Respirar quadres

+ posts

Departament d’Accessibilitat i Inclusió

Gemma Reguant and Teresa González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.