La suntuosidad de la “moda” y el brillo de los colores del gótico II

427

princesa

Detalle de la parte superior de la pintura La princesa Eudoxia ante la tumba de san Esteban (san Esteban y los exvotos). Foto: Museu Nacional d’Art de Catalunya (Jordi Calveras)

El uso de las incisiones por parte del artista

Tal y como vimos en el artículo anterior, cuando la tabla ya estaba preparada con las diferentes capas de yeso, el artista realizaba el dibujo preparatorio. Empezaba con una barritas de carboncillo y, una vez que lo tenía hecho, lo medio borraba pasando una pluma: después repasaba todo el dibujo a pincel. A continuación marcaba las líneas de la composición general con incisiones y delimitaba las zonas en las que pondría hojas metálicas para separarlas de las que pintaría. Siguiendo la práctica habitual que nos explican los tratados de la época, el artista también utilizaba la incisión, de trazo ágil y libre, para dibujar y perfilar pequeños detalles que después rectificaba o no en el momento de aplicar el pigmento de color. Ahora os lo ilustramos con unos cuantos ejemplos.

El pintor cambió de sitio la piedra sobre la cabeza de san Esteban

(002-)Nimbe cap i pedra incís RETALLADA

Izquierda: detalle con luz rasante donde se ven las incisiones del nimbo y de la cabeza con la piedra. Derecha: el nimbo, en relieve de estuco, se indica mediante unas líneas rojas y no es continuo porque deja espacio para pintar la piedra. Las incisiones del dibujo originario de la cabeza y de la piedra se han reseguido en azul. Fotos: Núria Prat

San Esteban tiene la palma entre las manos y una piedra sobre su cabeza, símbolos de su martirio. Las incisiones que delimitan la cabeza y la piedra están realizadas a mano alzada, con trazo suelto, mientras que el nimbo se ha dibujado a compás y se ha enriquecido con un doble perfil de estuco en relieve, dorado con panes de oro fino y decorado con punzonado. Después, cuando el artista pinta esta área, no sigue la pauta del dibujo inicial, sino que rectifica la posición y el tamaño de la piedra. De hecho, acabó pintando la piedra en el lugar que correspondía a la tonsura del santo.

El demonio

(003-) Inci Dimoni muntatge RETALLADA

Izquierda: detalle del demonio y del sarcófago con luz difusa. Derecha: Calco de las incisiones. Algunas de las incisiones son líneas realizadas con regla. Foto y dibujo: Núria Prat

De las múltiples líneas incisas que configuran las molduras del sarcófago y que rodean la figura del demonio cuando surge de la boca de Eudoxia, solo encontramos una que lo atraviese, la de la cabeza. ¿Es un error o forma parte de la técnica de ejecución del artista? Justo este hecho nos indica lo que hemos comentado al principio: el pintor trabaja a partir de un dibujo preliminar y después acaba la composición con las incisiones que le sirven para perfilar la composición.

Los exvotos o presentallas

(005-) 024146-000_050390 Eudòxia RETALLADA

Detalle de los 10 exvotos, de los que 7 están realizados con hojas metálicas de plata y 3 pintados. Foto: Museu Nacional d’Art de Catalunya (Jordi Calveras)

En la parte superior de la tabla aparece una barra de madera de la que cuelgan diez exvotos alineados. Un exvoto, en la religión católica, es un objeto que se ofrece en agradecimiento a la intervención divina, por una curación o la obtención de un resultado en una empresa difícil y que, en este caso, se ofrece a san Esteban en cumplimiento de un voto.

La barra de la que cuelgan los exvotos y una serie de líneas horizontales que dibujan los sillares del muro son rayas incisas trazadas con regla que, en ningún momento, igual que en el caso del demonio, pasan por encima de los exvotos, que ya estaban dibujados.

De los 10 exvotos, 7 se han dibujado con incisiones que delimitan su contorno y en algunos casos perfilan pequeños detalles. ¿Por qué solo 7 están dibujados con incisión? Porque en su elaboración se han utilizado hojas metálicas, con la voluntad de imitar los exvotos que en muchas ocasiones eran objetos de metal, y era necesario delimitar estas áreas de las pintadas. Se ha analizado uno de ellos, el que tiene forma de almendra, en la parte derecha de la tabla, y en él se ha encontrado plata. Extrapolamos, pues, que en el resto de los exvotos con las mismas características también se aplicaron hojas metálicas de plata. En cambio, en los tres restantes, que están pintados, no aparece incisión alguna que los perfile. No era necesario.

(006-)Inci exvots1 Muntatge copia RETALLADA

Izquierda: Detalles de los exvotos metálicos de la zona derecha de la pintura. Derecha: Calco de las incisiones. Foto y dibujo: Núria Prat

En las imágenes siguientes podemos ver cómo las líneas de incisión que marcan las filas de sillares del muro se cortan siguiendo la curvatura de los arcos pintados y en ningún momento traspasan los exvotos.

(007-)Inci exvots 13 BLOG muntatge copia

Izquierda: detalle con luz difusa. Centro: detalle con luz rasante. Derecha: Calco de las incisiones de los exvotos ubicados a la izquierda de la pintura. Fotos y dibujos: Núria Prat

De los 3 exvotos que el artista pintó destaca la nave, de color negro con las velas replegadas blancas. Una vez coloreada, encima se dibujaron con pincel, con agua y aglutinante (cola), y oro en polvo (oro fino triturado), los toques dorados que vemos actualmente.

(009-) Detall Coca

Detalle de la nave pintada con acabados en oro en polvo. Foto: Núria Prat

Hay un vínculo entre nuestro exvoto en forma de barco y la Coca de Mataró, de la que se conserva el modelo y una maqueta de madera. Son representaciones del siglo XV de un tipo de nave mercante, una coca, típica de la edad media.

(008-) Nau o Coca BLOG RETALLADA

Izquierda: el exvoto de la nave o coca pintada. Foto: Núria Prat. Centro: La nau o Coca de Mataró. Maritime Museum Rotterdam. Derecha: reproducción de la Coca de Mataró. Modelisme naval en fusta, Barcelona, c. 1941. Museu Marítim de Barcelona (MMB 3302)

La Coca de Mataró ¿era también un exvoto? Aunque no se ha podido demostrar, se considera uno de los exvotos marineros más antiguos de Europa. ¿Y cuántos palos debía tener en origen? La coca de la tabla de Granollers está provista de tres palos: trinquete, mayor y mesana. En cambio, la de Mataró, con el paso del tiempo, debe de haber sufrido alguna modificación ya que solo presenta un mástil.

Enlaces relacionados

Preparaciones, dorado y policromía de los retablos en madera, Ana Carrassón, Instituto del Patrimonio Histórico Español (pdf)

The Materials and Techniques of Medieval Painting, Daniel Thompson, Nova York, 1956

Núria Prat
Restauració i Conservació Preventiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.