La fotografía no fue una excepción. Fotógrafas en la colección del Museu Nacional d’Art de Catalunya

859
Magda Juandó

Como es sabido, la célebre pregunta de la historiadora norteamericana Linda Nochlin «¿Por qué no ha habido grandes mujeres artistas? » (1971) y su cuestionamiento de conceptos preconcebidos por la historiografía tradicional abrieron caminos que han derivado en un lento reconocimiento de las artistas en general y de las fotógrafas en particular.

Colita, Terenci Moix, 1970. Museu Nacional d’Art de Catalunya
Colita, Terenci Moix, 1970. Museu Nacional d’Art de Catalunya

Si nos ceñimos a la Colección de Fotografía del Museu Nacional d’Art de Catalunya podemos decir, no obstante, que contiene obras realizadas por fotógrafas que son de una belleza y calidad excepcionales, y esto a pesar de las dificultades de todo tipo que ellas tuvieron que salvar en general para poder aprender y practicar la magia de la disciplina.

El fondo de fotografía del museo

En abril de 1996, después de una larga reivindicación del pasado fotográfico catalán, la Generalitat de Catalunya dispuso la creación del Departamento de Fotografía del Museu Nacional. El fondo reúne hoy más de 60.000 obras – la mayoría son copias de época – que traslucen principalmente la historia de la fotografía catalana y permiten hacer un recorrido por los principales movimientos artísticos de la especialidad: pictorialismo, vanguardias históricas, reportaje fotográfico, realismo, nueva vanguardia, neorrealismo, fotoperiodismo o fotografía de creación.

Colita, Carmen Amaya y los Tarantos, 1963
Colita, Carmen Amaya y los Tarantos, 1963. Museu Nacional d’Art de Catalunya

Profesionales, artistas y amateurs

Las primeras obras que ingresaron en el departamento lo hicieron gracias al presupuesto que la Generalitat había destinado por primera vez a la compra de fotografías durante los años 90 del siglo pasado.

Así entraron, entre otras , varias muestras de la actividad de la reconocida fotógrafa profesional Isabel Steva Colita -8 en concreto – . Próxima a la manera de hacer de los grandes maestros catalanes Francesc Català-Roca, Oriol Maspons y Xavier Miserachs, de quien fue asistente, Colita es hoy la fotógrafa mejor representada en el museo. Entre sus obras -166- podemos destacar los maravillosos retratos de personajes del mundo del flamenco y sus trabajos como fotoperiodista y fotógrafa de la vida cotidiana. Vinculada a la Escuela de Barcelona y erigida en fotógrafa de la Gouche divine y la Nova cançó,  sus imágenes nos recuerdan que para ella la fotografía es una manera de vivir, o dicho con sus palabras: «la fotografía es un acto de posesión, haces un clic y te roba un instante de la tu vida».

Joana Biarnés, Rodaje de la película "Tusset Street", 1967. Museu Nacional d’Art de Catalunya
Joana Biarnés, Rodaje de la película «Tusset Street», 1967. Museu Nacional d’Art de Catalunya

Como para Colita, la fotografía ha sido el modus vivendi de Joana Biarnés, otra gran fotógrafa profesional reconocida como la primera reportera gráfica de Cataluña.

Biarnés se formó con su padre, Joan Biarnés, que era fotógrafo deportivo y de quien aprendió que para hacer un buen reportaje había que captar la foto, es decir, la imagen que define el tema tratado. A lo largo de su trayectoria Biarnés ha sido una reportera fantástica, muy curiosa, valiente, atrevida, y que se las ha ingeniado para poder hacer esas fotos que nadie más que ella podía conseguir, como por ejemplo las que hizo a los Beatles el 1965 con motivo de su concierto en Barcelona, ​​entre muchos otros reportajes. Las 30 fotografías suyas que se conservan en la colección del museo entraron en 2015 a través del Plan Nacional de Fotografía.

Aleydis Rispa, Plancha, Jata, 1992. Museu Nacional d’Art de Catalunya
Aleydis Rispa, Plancha, Jata, 1992. Museu Nacional d’Art de Catalunya

El mencionado primer presupuesto que la Generalitat destinó a la adquisición de fotografías supuso así mismo el ingreso de una serie de imágenes -8- de Aleydis Rispa. Implicada en la investigación de nuevas formas de expresión, Rispa es un referente de la llamada fotografía de creación, la cual se postula como un medio artístico más en el ámbito del arte contemporáneo.

Giorgia Fiorio, Allenamento della squadra Alessandria Rugby. Alessandria, 2002. Museu Nacional d’Art de Catalunya
Giorgia Fiorio, Allenamento della squadra Alessandria Rugby. Alessandria, 2002. Museu Nacional d’Art de Catalunya

En la misma tendencia se pueden adscribir las 4 fotografías de Mònica Roselló, quien en su obra conjunta con Jordi Guillumet construye un universo geométrico de extrema delicadeza y sensibilidad. También las 10 fotografías de la multidisciplinar -cantante, actriz y fotógrafa- Giorgia Fiorio (Turín, 1967), autora de proyectos personales de carácter humanitario que forman parte de la colección del museo desde el año 2004 por donación de la Regione di Piamonte, Castello di Rivoli así como los 11 de Cristina Núñez (Figueres, 1962). 

Rosa Szücs, Sense títol, no datat. Museu Nacional d’Art de Catalunya
Rosa Szücs, Sin título, hacia 1960. Depósito de l’Agrupació Fotogràfica de Catalunya
Glòria Salas, Retrato de una dama, 1971. Museu Nacional d’Art de Catalunya
Glòria Salas, Retrato de una dama, 1971. Depósito de l’Agrupació Fotogràfica de Catalunya

El depósito del fondo de la Agrupación Fotográfica de Cataluña (AFC) efectuado en 2003 ha sido el más extenso en número de fotógrafas que ha recibido el museo. La Agrupación, fundada en 1923, no creó hasta el 1956 un primer curso para mujeres. Este curso que contó con profesores de la categoría de Salvador Lluch y Julio Ubiña fue el origen del Grupo Femenino de la AFC, al cual pertenecieron fotógrafas amateurs como, entre otras, Rosa Szücs, de quien el museo posee 195 obras; Carme Garcia de Ferrando, 33; Glòria Salas, 10 o Montserrat Vidal Barraquer, una.

Los trabajos de estas autoras son de una extensa diversidad temática –retratos, paisajes, escenas costumbristas…-, si bien comparten el rasgo común que supieron superar el pictorialismo que todavía se practicaba en aquellos años con visiones personales de impulso moderno.

El 1959 se celebró una primera exposición del Grupo Femenino en la sede de la AFC, circunstancia que alentó el grupo a presentarse a concursos donde obtuvieron reconocimientos y premios, algunos de ellos de alcance internacional.

Carme García de Ferrando, Sin título, no datado. Museu Nacional d'Art de Catalunya
Carme García de Ferrando, Sin título, no datado. Depósito de l’Agrupació Fotogràfica de Catalunya

Montserrat Vidal-Barraquer, Monjas, no datado. MNAC
Montserrat Vidal-Barraquer, Monjas, no datado. Depósito de l’Agrupació Fotogràfica de Catalunya

El museo también conserva obras de otras fotógrafas amateurs de la AFC que son prácticamente desconocidas, pero no queremos dejar de citar: Esther Abejón Escribano, Paulina Agueró Ortega, Tina Bagué Faura, Anna Bahí Tarafa, Àngels Balansó, Dolores Bañón Morant, Maria Rosa Bernabeu Estellés, Dolors Bernabeu, Roser Borrell Busquets, Yolanda Carmona Sánchez, Maria Dolors Cots Soler, Mariló Fernández Indiano, Angelines Galán Longoria, Carmen Hortal Santelices, Maria Jové Massó, Paulina López de la Casa, Montserrat Llopart Freixas, Celia Maroto Álvarez, Pilar Masbernat Capdevila, Remei Morros Vidal, Montserrat Nadal Soler, Pepita Pauné Floris, Sabater Rosich, Verónica Sáenz, Elena Suma Pezzi, Maria Teresa Tarabal Esteve, Anna Maria Vea Saiz, Gloria Verdoy Barasategui. Cuentan con una obra cada una, excepto Dolors Bernabeu, Carmona, Cots, Llopart, Morros y Sáenz, que tienen 2; Fernández, Jové i Masbernat, 3; Pauné, 11 y Tarabal, 16.

El mismo año 2003 Lluís Permanyer dio una obra de una artista con quién había colaborado, Melba Levick, famosa sobre todo por las instantáneas de Formentera que tomó a partir de los años 1970.

La nómina de fotógrafas presentes en la Colección de Fotografía se completa con 3 imágenes de la polifacética Elsa Peretti, una imagen de Maria Espeus, procedentes del depósito Oriol Maspons de 2011 y 5 nuevas imágenes de  Rispa que se incorporaron en 2015 mediante el Plan Nacional de Fotografía.

Para acabar diremos que la exposición Marianne Breslauer. Fotografías 1927-1938 (2016) evidenció el compromiso del Museu Nacional con la recuperación y difusión de la obra de mujeres fotógrafas, un compromiso que dentro de un contexto más amplio han reflejado así mismo las muestras Lluïsa Vidal. Pintora del Modernismo (2016-2017) y Gala Salvador Dalí. Una habitación propia en Púbol (2018). 

Enlaces relacionados

Fotografía en Cataluña

Colita Fotografía

Magda Juandó
Col·leccions

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.