Sant Jordi, día de libros, rosas y dragones

351

SantJordi-ppal_v3Anónimo, San Jorge matando al dragón, hacia 1420-1450; Santiago Rusiñol, Novela romántica, 1894; Josep Sala, Rosas, no fechado

Quizás alguna vez os hayáis preguntado quién era san Jorge y desde cuándo es patrón de Cataluña, o de dónde viene la tradición de regalar libros y rosas. Y ¿por qué su día se celebra el 23 de abril? ¿Qué sabemos de todo eso?

San Jorge era un militar romano, nacido en Palestina a finales del siglo III, que se convirtió al cristianismo y fue uno de los mártires de la persecución a los cristianos por parte del emperador Diocleciano. Cuenta la leyenda que, como oficial de una legión romana, tuvo que liberar una ciudad de un dragón al que cada día los habitantes tenían que alimentar. Al principio le daban dos ovejas diarias, pero cuando las ovejas se acabaron, le daban dos jóvenes de la ciudad, elegidas por sorteo. La suerte, o la desgracia, cayeron sobre la princesa, que fue salvada del dragón por una lanzada del militar romano. La Leyenda Dorada, una colección de vidas de santos de hacia 1260, nos explica que el santo no mató al dragón y que a partir de entonces la princesa llevaba al dragón atado con una correa, como si fuera un perro. Esta leyenda, como tantas otras, tiene su origen en el mito griego de Perseo y Andrómeda, y el héroe griego, a su vez, es una variante del dios egipcio Horus, que atraviesa a un cocodrilo con una lanza. San Jorge vendría a ser la versión cristiana del dios que triunfa sobre el mal e, incluso, algunas interpretaciones identifican a la princesa con la Iglesia cristiana arrancada del paganismo.

Lucas Cranach (el Viejo), San Jorge, hacia1514

Lucas Cranach (el Viejo), San Jorge, hacia 1514

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El culto a san Jorge surge en Oriente, pasa a Constantinopla y ya en el siglo XI se venera en Occidente. Poco a poco, y relacionado con la Cruzadas, san Jorge toma las virtudes características del ideal caballeresco. Por eso se le representa como un joven imberbe, a pie o sobre un caballo blanco, vestido con la armadura de caballero y armado con lanza, espada y escudo, y una bandera con una cruz de gules sobre campo de plata. A sus pies, el dragón. En otras ocasiones, y también siguiendo la Leyenda Dorada, se le añaden figuraciones de los diferentes episodios de su martirio, no tan popularmente conocido como su leyenda.

Una de las obras más bellas del gótico catalán dedicada a san Jorge que se ha podido ver casi completa en el Museu Nacional con motivo de la exposición Cataluña 1400. El Gótico Internacional, es el retablo de Bernat Martorell, repartido entre el Art Institute of Chicago y el Musée du Louvre. Parece ser que Bernat Martorell realizó el retablo para la Diputació del General, actual Palacio de la Generalitat. Es uno de los más célebres del artista; en la tabla central representa la leyenda del santo y en las otras, su martirio. Aunque oficialmente san Jorge es el patrón de Cataluña desde 1456, año en el que su festividad se convirtió en de precepto, este retablo, unas décadas anterior, nos indica que los diputados del General (Generalitat de Catalunya) ya lo habían escogido como patrón un poco antes.

378px-Bernat_Martorell_-_Saint_George_Killing_the_Dragon_-_Google_Art_Project (1)

Bernat Martorell, San Jorge matando al dragón, 1434-1435, Art Institute of Chicago. Font: Wikimedia Commons

Martorell-Jordi-jud

Bernat Martorell, Juicio de san Jorge, 1434-1435, Musée du Louvre. Font: Wikimedia Commons

288px-Martorell_-_Sant_JordiLouvre

Bernat Martorell, Flagelación de san Jorge, 1434-1435, Musée du Louvre. Font: Wikimedia Commons

283px-StGeorgeDragged

Bernat Martorell, San Jorge llevado al suplicio, 1434-1435, Musée du Louvre. Font: Wikimedia Commons

Martorell-Jordi-dec

Bernat Martorell, San Jorge decapitado, 1434-1435, Musée du Louvre. Font: Wikimedia Commons

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En nuestro nuevo álbum de Pinterest podréis ver otras representaciones de san Jorge de la colección del museo y si os apetece adivinar qué simboliza el dragón, podéis buscarlo en la Guía del bestiario oculto del románico.

A lo largo de los años, el Día de san Jorge se ha convertido en una fiesta tradicional en la que rosas y libros llenan las calles de Cataluña.

Y ¿por qué se regala una rosa con una espiga a la persona amada y no cualquier otra flor? Esta costumbre, que data del siglo XV, simboliza que, según la leyenda popular, de la sangre derramada por el dragón, nació un rosal que cada mes de abril florecía. Al mismo tiempo, la rosa es el símbolo del amor; una sola rosa indica que el amor es único, personal, y la espiga simboliza la fecundidad. En el siglo XV se celebraba una feria de rosas en el Palacio de la Generalitat en motivo de San Jorge, feria que podría ser el origen de esta tradición que aún perdura.

Pati de l’Audiència

Francesc Xavier Parcerisa, Pati de l’Audiència. Festa de sant Jordi, 1839, Museu Nacional d’Art de Catalunya

 

202499-000_011065

Emili Godes, Rosa, cap a 1930

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde los años treinta, a esta costumbre se le añade la de regalar un libro, propuesta de un editor y escritor valenciano que vivía en Barcelona, Vicent Clavel Andrés, para conmemorar la muerte de Miguel de Cervantes el 23 de abril de 1547. Desde 1995, la Unesco declaró el 23 de abril, fecha de la muerte de William Shakespeare, Día Mundial del libro.

Entre las muchas las iniciativas que se llevan a cabo en torno al libro hoy la Biblioteca del museo participa en el Bookcrossing: escondemos algunos libros en diferentes rincones del museo para que los visitantes se los lleven y una vez que los hayan leído los vuelvan a “liberar” para otros lectores.

Si queréis ver cómo ha evolucionado el libro en el arte desde el contenedor de las palabras más sagradas, en la época del románico; al libro como símbolo de estatus social, en el Renacimiento y el barroco, hasta la lectura como fuente de placer, en la época moderna; os puede gustar este itinerario, basado en un trabajo de Narcís Comadira, o ver algunos de los libros que aparecen en obras de la colección.

 

065009-000

Maurice Quentin de la Tour, Pierre-Louis Laideguive, cap a 1761

011503-000_083386_v2

Josep Duran, Repasando el álbum, hacia1872

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y para redondear el día, ¿qué hay más delicado que los ex libris que identifican a una biblioteca personal? Hemos hecho una selección en Pinterest y, si os animáis, completadla con otros ex libris de la colección on-line. Si lo preferís también podéis etiquetar obras con algunos de los temas que hemos tratado: san Jorge, dragones, libros, lectura, rosas, flores…

 

Enlaces relacionados:

 

Redacció museu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.