Innovando en móvil: #AppsCultura

198
Conxa Rodà
10 apps han sido finalistas de los premios #Apps Cultura 2014 de un total de 28 proyectos que han implicado a 415 participantes en esta segunda edición. El museo ha sido invitado a formar parte del jurado que el pasado viernes eligió a los ganadores, en una gala final en la sede de la Mobile World Capital.

Las apps ganadoras han sido:
Primer premio y más votada por el público: Barnart, una plataforma que permite conectar al público con los artistas, los geolocaliza e incluye la opción de hacer donaciones vía Pay-Pal

Concepto más innovador: Festook, un sistema inteligente de recomendación de programación de festivales (en el prototipo, sólo de música, con la voluntad de englobar en el futuro otro tipo de festivales como por ejemplo cine, danza, etc.)

Se incorpora a la fase de aceleración: Coolturer, una agenda cultural de Barcelona, altamente personalizable y que actúa de plataforma de promoción y como red social entre usuarios y artistas

premiats i jurat

Ganadores y jurado de los premios #AppsCultura 2014.

Otras apps con propuestas interesantes han sido:

UnderSound, para geolocalizar y escuchar a los músicos del metro.

Augmented Songbook, que incorpora la realidad aumentada para el aprendizaje musical infantil.

TuristIQ, para crear y distribuir rutas gamificadas por la ciudad.

Los premios #AppsCultura son una iniciativa de la Dirección de Creatividad e Innovación del Institut de Cultura de Barcelona, con la colaboración de AppCircus. Hay que mencionar a la app ganadora de la primera edición, Unique Visitors, premiada como mejor concepto innovador y como app más votada por el público. Propone un sistema de elaboración personalizada de visitas a los museos. Las obras de la colección del Museu Nacional y de la Fundació Miró sirvieron para elaborar el proyecto piloto. Actualmente, Unique Visitors, a partir de la nueva presentación de la colección de arte moderno, invita a los usuarios a crear 52 visitas diferentes por el Museu Nacional.

orient

Algunas características comunes de las nuevas apps

imaginación al detectar nichos de interés o necesidades no cubiertas de los usuarios

provisión de múltiples vías de participación de los usuarios

inclusión de información personalizada y relevante para el usuario, lo que hace que, cuánto más se usa una app, más precisas son las recomendaciones que nos hace

simplificación de la navegación, diseños más limpios y claros

3 temas para la reflexión y el debate

Este certamen, nacido para impulsar la cultura desde el móvil, es una muestra excelente de que, con el estímulo adecuado, la innovación puede aflorar. Sin embargo, de las presentaciones realizadas y del turno de preguntas, sumado a mi experiencia con desarrolladores y empresas tecnológicas, se desprende que todavía nos queda camino por recorrer en varios aspectos. Lo que es muy lógico en un entorno de crecimiento acelerado y de cambio constante, que pide dosis adicionales de esfuerzo, innovación y trabajo colaborativo.

La tecnología ¿antes que el diseño y la usabilidad?
En una de las presentaciones, bien concebida pero de visualización pobre, se dijo algo que es bastante frecuente oir: “nos hemos centrado primero en el desarrollo tecnológico, que es lo más complejo, y después ya vendrá el diseño”. Creo que no se puede considerar la presentación visual y la navegabilidad como un elemento a plantearse “después”, y tampoco resulta trivial. Justamente eso tiene que estar presente desde el inicio en cualquier proyecto digital. El diseño de una app, como el de una web, va mucho más allá de conseguir un efecto estético, va directo a la línea de flotación de la experiencia de usuario, hace que aquella propuesta sea, además de atractiva, usable, fácil de navegar, consistente, y que sitúe al público en el centro de la propuesta.

Poca atención a la elaboración de los contenidos para proyectos digitales.
Es relativamente frecuente que se hable de plataformas o desarrollos que permiten hacer maravillas y se da por hecho que los contenidos ya están ahí. Pero, alerta, porque elaborar unos buenos contenidos, adecuados a cada plataforma, es el núcleo duro de los proyectos digitales. La plataforma puede permitir crear rutas interactivas, pero la dificultad estriba, para el museo, en crear unos contenidos relevantes, contextuales, multimedia y amenos. La plataforma puede incorporar juegos. Magnífico. Pero elaborar juegos, y más ahora con toda la explosión de la gamificación, es un arte y una ciencia. Entre los desarrolladores, que dominan la herramienta tecnológica, y los museos, que tenemos los contenidos, a menudo nos falta otra pata para la producción de contenidos digitales. Muchas veces, por entusiasmo o por carencia de recursos, nos lanzamos a la piscina, y está muy bien hacerlo, pero también a menudo se hacen producciones que no llegan a la excelencia deseada. Con notables excepciones, claro está, tanto en museos de aquí como de fuera.

Todavía se ven apps de museos (y de otros ámbitos) que no sacan el máximo partido de las funcionalidades genuinas del móvil: la geolocalización, las recomendaciones “aquí y ahora”, la realidad aumentada, el compartir, proveer de información contextual. Dotemos a nuestras apps de lo que no se puede hacer/ver en el mundo físico o desde un ordenador de sobremesa. Este es su valor intrínseco, el que enriquece la experiencia y el que da sentido a la aplicación.

Estamos en un momento interesantísimo en cuanto a la transformación en creación y distribución de contenidos. La revolución digital está repleta de posibilidades si lo sabemos aprovechar bien. El panorama se nos complica cada vez más, ahora, entre otros avances, con la tecnología wearable y la narrativa transmedia. Por eso me parece tan importante el trabajo colaborativo entre el sector tecnológico y el museístico desde el inicio de los proyectos. Sumando los conocimientos expertos de las dos vertientes conseguiremos mejores proyectos digitales y, sobre todo, mejoraremos la experiencia de usuario.

¿Creéis que las apps enriquecen la experiencia de visita en un museo o las consideráis un elemento disruptivo? ¿Qué app cultural de las que utilizáis querríais destacar? ¡Dejad vuestro comentario!

Enlaces relacionados

La app Barnart, que conecta a los artistas con el público, gana Apps&Cultura

6 innovaciones en museos que te dejarán con la boca abierta

Conxa Rodà
Estratègia i Transformació Digital

Un comentario

  • 23 de junio de 2018 - 7:50 am | Enlace permanente

    Un buen articulo.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.