Una invitación personal de Gala Dalí

389
Elisabet Pueyo
Castell de Púbol

Castillo de Púbol. Foto: Conxa Rodà

Recibimos una invitación. Como si de la propia Gala se tratase, el equipo de la Fundación Gala-Salvador Dalí nos invitaba a conocer el castillo de Púbol, refugio de Gala en el Empordà.

Con motivo de la exposición Gala-Dalí que el Museu Nacional coorganiza con la Fundación este próximo mes de julio, los equipos de Comunicación y de Proyectos digitales del Museu nos proponíamos adentrarnos, física y conceptualmente, en esa Habitación propia en Púbol, título con que la comisaria Estrella de Diego ha bautizado esta exposición inspirada en el ensayo de Virgina Wolf.

Así pues, bajo la influencia de una mujer rusa y otra británica, un grupo de mujeres nos subimos en un tren destino Flaçà. Allí nos esperaba otro grupo de mujeres. Estas son unas breves notas, no un recorrido exhaustivo, de la experiencia en primera persona del juego de roles entre Gala y Salvador Dalí que este espacio refleja y transpira.

Te regalo un castillo gótico, Gala

Acepto con una condición, que solo vengas a visitarme al Castillo con invitación. Esta respuesta de Gala a Salvador Dalí, que es el principio mismo del amor cortés, es también el sello personal y único de la relación de esta pareja creadora.

Pati interior del Castell de Púbol

Patio interior del Castillo de Púbol

Piscina del Castell de Púbol. El jardí va ser ideat per Dalí

Jardines del Castillo de Púbol

En la reconstrucción del castillo, empezamos descubriendo una constante yuxtaposición entre los dos personajes. Un claro mandato de Gala como clienta y dueña, en esta ocasión, y una respuesta de Dalí siempre genial… y tozuda. Un ejemplo es la sorpresa inicial del jardín contiguo a la casa. Un lugar en el que Gala quería ver reflejados los jardines de su infancia en Crimea, pero que Dalí ejecutó decantándose hacia el modelo renacentista de un Bomarzo, con simetrías imposibles y rincones mágicos.

Al recorrer las estancias vemos como Dalí crea, a partir de las ruinas del pasado, nuevos significados centrados en la figura de su dama: un trono que preside la entrada, una figura recortada de Gala en los cielos de la estancia, una cúpula celestial…recuperación y relectura surrealista de tradiciones medievales presididas por la letra G, de Gala, simbolizando y dejando claro quién es señora y quien vasallo.

Es cuando nos adentramos en sus estancias privadas –su salón, su habitación, su biblioteca, su baño– cuando vemos mejor reflejada la personalidad de Gala: una mujer práctica, culta, asertiva, moderna, inspiradora… Imaginamos cómo pasaba las jornadas en el castillo-refugio. Impidiendo a las visitas inoportunas la entrada más allá del salón de la planta baja, disfrutando de sus amigos y amantes, relacionándose de forma sencilla y cercana con el servicio de la casa, escribiendo… y desalojando a todo el mundo de la casa ante la llegada de su caballero Salvador Dalí.

Saló d'entrada

Salón de entrada. La puerta de la derecha es un trompe l’oeil . © Fundació Gala-Salvador Dalí, Figueres, 2018

Dormitorio de Gala.

Dormitorio de Gala. Fotos: Conxa Rodà

Definitivamente, ella como máximo exponente de la libertad que Virginia Wolf reclama para llegar a la “prosaica conclusión …de que hay que tener quinientas libras al año y una habitación con un pestillo en la puerta para poder escribir novelas o poemas” (Virginia Wolf, Una habitación propia). En este caso, Gala lo consiguió en forma de Castillo.

Momento de la visita a Púbol

Momento de la visita a Púbol

Antigua biblioteca del Castillo de Púbol

Antigua biblioteca del Castillo de Púbol

Gala: vitrina y pedestal

Durante la visita, Jordi Artigas, coordinador de las casas museo de la Fundació, nos regaló una idea que refleja muy bien el rol y la importancia de Gala en la vida y obra de Salvador Dalí. Y es que Gala era la vitrina que protegía a Dalí de sus miedos y resolvía todos los asuntos prácticos del día a día, a la vez que era un pedestal que lo encumbraba y promocionaba como el mejor agente sabría hacerlo.

Y también nos descubre al final del recorrido, en el silencio del mausoleo del castillo, como se autodefine GALA –sin decirlo abiertamente– en un poema de su diario inédito:

mujer sensata como una mujer amante y amada […]
fuerte como los brazos abiertos de un roble milenario […]
protectora como una gruta húmeda […]
hábil como la trompa de una abeja vampira de las flores […]
(Gala Dalí. La vida Secreta. Diario Inédito)

Gala con el sombrero-zapato de Elsa Schiaparelli inspirado en un diseño de Salvador Dalí. 1938.

Gala con el sombrero-zapato de Elsa Schiaparelli inspirado en un diseño de Salvador Dalí. 1938. André Caillet. París. Derechos de imagen de Gala y Salvador Daló reservados. Fundació Gala-Salvador Dalí, Figueres, 2018

Coincidimos que esta visita, contrariamente a las expectativas que podíamos tener, no es el final, sino un punto de partida. Tenemos más apetito por conocer, leer sobre ella y contemplar la obra de Dalí con otros ojos.

Salvador Dalí y Gala trabajando en el proyecto “Sueño de venus”, 1939.

Salvador Dalí y Gala trabajando en el proyecto “Sueño de venus”, 1939. Eric Schaal © Fundació Gala-Salvador Dalí, Figueres, 2018. Derechos de imagen de Gala y Salvador Dalí reservados. Fundació Gala-Salvador Dalí, Figueres, 2018

Estrella de Diego, en su propuesta expositiva, nos brinda la oportunidad de seguir descubriendo el sueño personal y artístico de Gala. Un sueño que se hace real al compartirlo con Salvador Dalí. Os invitamos a conocerlo el próximo 6 de julio en el Museu Nacional d’Art de Catalunya.


Agradecimientos

Queremos dar las gracias por esta visita a las componentes del equipo de la Fundación Gala-Salvador Dalí: Imma Parada, Nuri Aldeguer, Mercedes Aznar, Cinzia Azzini y Silvia Nello, así como a Jordi Artigas por su detallada y entusiasta guía por el castillo de Púbol. Gracias por organizar una jornada tan provechosa y estimulante. Y por permitirnos acceder, previa prueba iniciática, al círculo íntimo de Gala.

Apreciados lectores, conocer la prueba de acceso queda restringido a los iniciados…

El equipo de la Fundación Gala-Salvador Dalí con el equipo de Comunicación y Proyectos digitales del museo

El equipo de la Fundación Gala-Salvador Dalí con el equipo de Comunicación y Proyectos digitales del museo

Enlaces relacionados

Gala Salvador Dalí. Una habitación propia en Púbol

#GalaDalí

 

Elisabet Pueyo
Màrqueting

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.