Una duración cierta: aires nuevos en las bibliotecas

448
Carme Fenoll

Museos y bibliotecas compartimos muchas cosas: estamos en proceso de cambio (bueno, las bibliotecas van seguramente más avanzadas), queremos poner el usuario en el centro, cuestionamos certezas históricas, removemos las estructuras y nos abrimos a la sociedad. Hemos invitado a Carme Fenoll para compartir sus ideas sacudidoras.

“Quiero nombrar a tres pintores que tienen asegurada una duración cierta: Ramon Casas, Isidre Nonell y Joaquim Sunyer.” Josep Pla, Hacerse todas las ilusiones posibles y otras notas dispersas.

Hace unas semanas fui la invitada al 3º encuentro de “Peccata minuta”, una iniciativa dirigida por Cristina Abelló, consistente en encuentros mensuales en los que varios gestores culturales comparten experiencias fallidas de su trayectoria profesional. Una idea fresca y atrevida, mucho más útil, a mi parecer, que ciertos enfoques basados únicamente en las buenas prácticas.

En mi sesión, intenté destacar algunas ideas que había extraído de mi trayectoria como bibliotecaria, que suma ya más de dos décadas. El título de la charla lo dejaba claro: 20 errores de bibliotecaria y una canción desesperada. Utilicé 20 diapositivas para dar paso a hablar sobre algunos temas que considero interesante debatir.

Normativas de duración incierta

De la veintena de ideas expuestas, quiero destacar algunas con una connotación histórica importante. El bibliotecario es uno de los sectores culturales que ha apostado por una adaptación continua a los nuevos tiempos, lo que se ha visto correspondido con una buena valoración por parte de la ciudadanía. La transformación en los últimos años ha sido notable.

Sala de trabajo del personal de la biblioteca de arte en la sede del Museu d’Art Modern, en el Parc de la Ciutadella. 1970

¿Qué ha cambiado tanto (o no)?: las bibliotecas escolares, el silencio sepulcral, los deberes en la biblioteca, rellenar una desiderata. Para no aburrir al lector no vinculado al sector bibliotecario, podríamos decir que los profesionales hemos ido replanteando muchos de estos temas, como la evolución de las prioridades, la laxitud en normas que parecían inamovibles (en muchos centros todavía se puede encontrar el símbolo de prohibido móviles y, hasta hace pocos años, algunas bibliotecas obligaban a los niños a enseñar las manos en la entrada).

La prohibición de hacer los deberes en la biblioteca o la poca participación activa de los usuarios son otros ejemplos que darían paso a muchos debates profesionales. Todo, muy posiblemente, fruto de su tiempo y todo de una duración incierta. Con eso quiero decir que a lo mejor tenemos que empezar a cuestionarnos muchas cosas por sistema e incorporar nuevas miradas que nos permitan hacer giros de 180° o de 360° si es necesario.

20 biblioflashes

  • somos compañeros, no amigos _ y es mejor tenerlo claro de entrada cuando entramos a trabajar
  • poder no es querer: biblios escolares _ cuando las causas perdidas se enquistan, mejor dedicar las energías a otros temas
  • y si callamos nosotros? sssshhhh _ mirar los hábitos de nuestros profesionales antes de restringir los de los usuarios

Bibliotecaria en los ficheros. Foto: David Reese. Wikimedia commons

Bibliotecaria pidiendo silencio. Foto: Paul Howard. Flickr Commons

  • no hacemos los deberes _revisión continua de los usos y costumbres de las bibliotecas.
  • rellenar una desiderata_ o como dejar de hablar con la ‘jerga’ profesional
  • reunionitis aguditis_ ​​menos es más
  • el buen jefe_ buenos hábitos profesionales que se van aprendiendo con el tiempo: la coherencia y el líder que escucha
  • quiero pasarme 8 horas con … un equipo que sume
  • no quiero pasarme 8 horas con … convendríamos que con ciertas personas del equipo no nos gustaría hacer un viaje muy largo

  • los cambios, al principio_ no dejar enquistar los problemas
  • el dinero, la gran excusa_ por falta de buenas ideas o por no saber desarrollarlas, a menudo damos todas las culpas a la falta de recursos económicos
  • y de golpe … la meritocracia_ las bondades de trabajar con entornos meritocráticos y observar los cambios
  • el cachondeo de las redes sociales_ partir de las herramientas que te gustan o con las que te encuentras a gusto
  • yo entrevisto, tú me entrevistas_ qué se aprende después de haber escuchado a muchos candidatos de entrevistas
  • no salimos en los medios_ mira que somos de interesantes y no conseguimos aparecer nunca: no estaremos haciendo nosotros algo mal?
  • jueves, pa’ella_ cuidar las relaciones, salir de nuestro entorno y mirarnos nuestra labor con otros ojos
  • gremialismo_ por qué veo las cosas diferentes hace 10 años en materia de defensa del sector
  • 180º, Johnny be good_ la importancia de pasar jornadas en el puesto de trabajo / posición de las personas a las que damos servicio
  • maravilladores y desmaravilladores_ más allá de la división entre franceses y no franceses, hay una brecha más grande: la de los maravilladores y la de los desmaravilladores (Benedetti dixit)
  • y la canción desesperada_ que he aprendido trabajando cerca de profesionales de la política

_

En esta sesión, pude compartir algunas de las iniciativas que volvería a poner en marcha, pero mejor dirigidas: el trabajo un día al mes del personal de backoffice en un servicio de primera línea –que ahora haría obligatorio–, la adopción de medidas más meritocráticas que rompiesen con los modelos jerárquicos desfasados y todavía muy vigentes en las administraciones públicas son algunas de las cuestiones clave.

Uno de los temas que posteriormente ha generado debate en las redes sociales es el cuestionamiento del gremialismo. Sin extenderme demasiado, la polémica se ha desatado entre la posibilidad de mejorar y completar la formación continua de los profesionales de las bibliotecas frente a la de incluir de entrada distintos perfiles a los equipos de las bibliotecas públicas. Personalmente tengo bastante clara la respuesta, que está estrechamente relacionada con el proceso clave de los puestos de trabajo: el sistema y las formas de contratación laboral.

Y ya lo veis, amigos del Museu Nacional, no tuvimos tiempo de hablar demasiado de trabajar por amor al arte.

Carme Fenoll
Bibliotecaria

Enlaces relacionados

Peccata minuta, amb Carme Fenoll a la Biblioteca de Catalunya, boletín Col·legi de Bibliotecaris

Carme Fenoll entrevistada en el programa Terrícoles de betevé, boletín Col·legi de Bibliotecaris, incluye vídeo de 26 min

Josep Pla, Hacerse todas las ilusiones posibles y otras notas dispersas. Destino, 2017 (edición de material inédito a partir de anotaciones de Pla escritas principalmente entre los años 1950 y 1960)

 

Z_ Guest blogger

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.