Cuentos en los museos para niñas rebeldes

736
Norma Vélez

Una actividad para público familiar con el objetivo de reivindicar el papel de la mujer en los ámbitos de la investigación y la creación.

Una experiencia del grupo de trabajo Museos y públicos

El Museu Nacional junto con el Museu de Ciències Naturals, el Museu Marítim, el Museu del Diseny y el Museu d’Arqueologia nos hemos organizado para ofrecer la actividad Cuentos en los museos para niñas rebeldes. La iniciativa ha surgido del grupo de trabajo Museos y públicos, formado por profesionales de educación, actividades y gestión de públicos de varios museos catalanes.

Contes als museus per a nenes rebels

El grupo Museos y públicos nos permite compartir información, experiencias, problemáticas, aprendizajes y nuevos enfoques, y también generar proyectos conjuntos. El verano pasado nos estrenamos con el concurso de preguntas y respuestas Museum Quiz Summer Tour, que perseguía captar público joven. La experiencia fue tan satisfactoria que ya trabajamos en la segunda edición. Este año hemos vuelta a la carga con esta nueva actividad, que se propuso valorar el papel de la mujer en la sociedad.

Los cuentos: las mujeres protagonistas

Los sábados por la tarde de esta primavera, los Cuentos a los museos para niñas rebeldes han acercado los más pequeños a la vida de dos mujeres relacionadas con la temática de cada centro. La actriz Cristina Cervià explicaba las historias, escritas expresamente para la actividad por Marta Armengol al estilo del exitoso libro Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes, de Elena Favilli y Francesca Cavallo.

Mientras Cristina contaba las biografías, la ilustradora Sònia González embobaba el público dibujando los cuentos en directo. En algunos casos, además, los niños y las niñas han podido conversar con las protagonistas, visiblemente entusiasmados de poder charlar con la primera farera, con una navegante oceánica de competición, una oceanógrafa especialista en microbiología marina o una ceramista.

En esta ocasión, nuestras mujeres rebeldes han sido Llúcia de la Marca, Lluïsa Vidal, Kathleen Kenyon, Gertrude Belio, Lynn Margulis, Asunción Bastida, Elvira Pujol y Font, Anna Corbella y Madola (Maria Àngels Domingo Laplana). Modelos inspiradores y protagonistas, todas ellas, de cuentos que no giran alrededor de príncipes azules.

El valor del trabajo colaborativo

La actividad nos ha permitido incorporar algunas mujeres extraordinarias en los relatos de los museos y ha disfrutado de un gran éxito de público, de eco mediático y de unas encuestas de evaluación muy satisfactorias. Además, organizar actividades conjuntas con otros equipamientos permite multiplicar ideas y conocimientos en la concepción, el desarrollo y la valoración de la propuesta. Todo ello mejora la calidad de los resultados y los aprendizajes de los equipos implicados.

El proceso resulta mucho más ameno y el apoyo de los otros centros está garantizado. Contactos, consejos, cables y otros pertrechos van y vienen de un centro a otro. Muchos de los compañeros asisten a las sesiones de los otros museos y ofrecen su apoyo. Y, todavía mejor, nos permite compartir unos públicos que pueden disfrutar de una actividad que no sería la misma si lo hubiéramos organizado en solitario, independientemente un centro del otro.

La preocupación del Museo Nacional por la lucha contra la discriminación de la mujer en el ámbito artístico e intelectual no es nueva. Cada mes de marzo desplegamos una programación de actividades con motivo del Día Internacional de las Mujeres que incluye visitas comentadas en clave de género, itinerarios virtuales en la página web, proyecciones de cine, espectáculos y puertas abiertas para todas las mujeres.

Enlaces relacionados:

Mujeres artistas del Museo Nacional

La evolución de la mujer ilustrada en el arte

Lluïsa Vidal, una mujer artista en un mundo de hombres

Norma Vélez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.